Diario de un idiota que vio florecer cerezos

6,00

DIARIO DE UN IDIOTA QUE VIO FLORECER CEREZOS,

Juan Félix Bellido

Es sólo  una metáfora en forma de cuento y apariencia de diario, sobre la fragilidad de la vida y la fuerza de la esperanza.  Sobre el amor y sobre aquellos momentos en los que todo se queda suspendido en el aire y se entrecorta la respiración, varándonos en una playa de espesas arenas. Sobre la creación literaria, sobre lo rebuscado de la vida, sobre las incongruencias…  La narración va desgranando secretos, dejando a la intemperie anhelos, nostalgias, amores, y recorriendo el sendero en busca de un resplandor que lo ilumine de una vez.  Y cada pasaje es una alegoría de la vida. Podría ser una parábola de la existencia en la que su Autor logra confesar, por boca del narrador de esta historia:  “Yo también he aprendido a sacarle la lengua a la existencia cuando ésta me exige que renuncie a lo más auténtico de mí. Son muy sutiles ¿sabes? Y emplean el chantaje fino como arma eficaz. O eres como la mayoría (una falsa mayoría creada por una minoría poco sincera y llena de intereses) o quedas marginado en la cuneta, como una vieja bicicleta con la rueda pinchada. Y ahí te enmoheces. Pierdes el color, se endurece la grasa que facilita el rodaje, y no hay quien te haga caminar de nuevo”.

Ilustraciones de Elena Martínez Diosdado

ISBN: 978-84-944598-9-4

115 x 165 mm.

55 pág.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Diario de un idiota que vio florecer cerezos”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *