NOSOTROS

Nuestra historia, nuestras intenciones

En base al proyecto creado por el escritor jerezano Juan Félix Bellido, PERIPECIASLIBROS, Sello Editorial de Ediciones Presea, S.L., se puso en marcha en marzo de 2013 con el citado editor, la editora y periodista jerezana Lola Revidiego, por el librero Francisco Román y por la artista plástica Ángeles Aliaño. Ahora, ampliado y transformado y con un nuevo equipo. Ediciones Presea, S.L., empresa propietaria está presidida por Francisco Díaz Escribano. Su marca PERIPECIASLIBROS acumula ya más de 30 títulos en su catálogo. Con este sello editorial continua la línea emprendida y cuenta con un plantel notable de autores. Se resalta así el valor de los nombres y de las personas por encima de las marcas.

«Como aportación a la tambaleante acción cultural actual y, en especial al libro ha nacido PERIPECIASLIBROS, -nos dice su editor- para poner el libro en el centro de nuestra cultura, como brota una flor, plena de colorido en medio de una planta. Y dar al libro el valor que tiene».

Este sello editorial aspira a poner en valor una de las definiciones más hermosas de lo que es un libro y, quizás, la más concisa y expresiva, y es la que encontramos en un proverbio árabe: «Un libro – señala– es como un jardín que se lleva en el bolsillo». Pero, para que este jardín llegue hasta nuestro bolsillo, para que se convierta en un elemento de disfrute y de conocimiento para todos, a lo largo de la historia de la humanidad, ha sido necesario que el saber escrito por su autor o la narrativa de unos hechos, fuese copiado en un soporte que se pueda transportar en un bolsillo y que permitiese su lectura en cualquier momento.La figura que hace posible todo esto, que permite la difusión del saber contenido en aquel libro, es el editor. Una figura que el Diccionario de la Real Academia Española define como «persona que publica por medio de la imprenta u otro procedimiento una obra, ajena por lo regular, […] multiplicando los ejemplares».

PERIPECIASLIBROS con un equipo de especialistas al frente,  sigue asumiendo este papel y quiere hacerlo siendo una editorial plural, abierta a todos los temas y a todas las sensibilidades que quieran contribuir a la promoción humana y cultural de nuestro pueblo y de la sociedad en general. Por tanto, abierta a multitud de temas a través de sus variadas colecciones, en la que tienen cabida todos los géneros. Abierta a todos. A todos los autores, a todos los grupos, a todas las tendencias que merezcan interés, reúnan calidad y presenten ideales constructivos y serios, nobles en sus aspiraciones, y abiertos a la pluralidad humana. Ninguno de sus fundadores ni de sus actuales gestores ha pretendido nunca hacer de lo que es una editorial un grupo cultural más -con lo que ello significa de encerrarse en sus propios moldes, para terminar convirtiéndose en clan empobrecido por falta de nuevos horizontes de enriquecimiento y de diálogo-; tendencia ésta, por lo demás, demasiado frecuente en nuestro mundo y de la que tan escarmentados estamos, vista su esterilidad social.