Diario De Un Idiota Que Vio Florecer Cerezos

DIARIO DE UN IDIOTA QUE VIO FLORECER CEREZOS,

Juan Félix Bellido

Es sólo  una metáfora en forma de cuento y apariencia de diario, sobre la fragilidad de la vida y la fuerza de la esperanza.  Sobre el amor y sobre aquellos momentos en los que todo se queda suspendido en el aire y se entrecorta la respiración, varándonos en una playa de espesas arenas. Sobre la creación literaria, sobre lo rebuscado de la vida, sobre las incongruencias…  La narración va desgranando secretos, dejando a la intemperie anhelos, nostalgias, amores, y recorriendo el sendero en busca de un resplandor que lo ilumine de una vez.  Y cada pasaje es una alegoría de la vida. Podría ser una parábola de la existencia en la que su Autor logra confesar, por boca del narrador de esta historia:  “Yo también he aprendido a sacarle la lengua a la existencia cuando ésta me exige que renuncie a lo más auténtico de mí. Son muy sutiles ¿sabes? Y emplean el chantaje fino como arma eficaz. O eres como la mayoría (una falsa mayoría creada por una minoría poco sincera y llena de intereses) o quedas marginado en la cuneta, como una vieja bicicleta con la rueda pinchada. Y ahí te enmoheces. Pierdes el color, se endurece la grasa que facilita el rodaje, y no hay quien te haga caminar de nuevo”.

Ilustraciones de Elena Martínez Diosdado

ISBN: 978-84-944598-9-4

115 x 165 mm.

55 pág.

PVP: 6 € (IVA Incluido)